PIOT 1991

¿Qué es?

El Plan Insular de Ordenación del Territorio (PIOT) de Lanzarote es un instrumento de planificación territorial que ordena integralmente el urbanismo de la isla. Entró en vigor en 1991 y establece, entre otras cosas, un techo máximo al crecimiento de plazas turísticas y residenciales en zonas turísticas, así como un ritmo anual para alcanzarlo.

El PIOT surge a finales de la década de los ochenta debido a la preocupación del Cabildo de Lanzarote por el grave proceso de deterioro ambiental y paisajístico que sufre la isla, debido fundamentalmente a los efectos territoriales negativos que genera el turismo de masas. En aquellos momentos, Lanzarote pasaba de tener 10.000 visitantes en 1970 a cerca de un millón en 1990. El crecimiento de la afluencia turística fue paralelo a la construcción de nueva oferta alojativa, habiendo incluso expectativas de crear 250.000 plazas turísticas sobre una población que, en esos años, no llegaba a los 70.000 residentes.

Ante este hecho, y por los impactos derivados de la actividad turística sobre el espacio (ocupación del medio físico, abandono de la agricultura, transformaciones sociales y culturales…), la filosofía del PIOT se plantea en torno a una serie de conceptos generales como la sostenibilidad del desarrollo insular y la necesidad de no desbordar la capacidad de carga de la isla.Ligado a esta idea, que coincide con la percepción de César Manrique, el PIOT opta por la preservación del extraordinario patrimonio natural lanzaroteño, propiciando un nuevo criterio de desarrollo de calidad basado en una concepción integrada y a largo plazo del turismo, que en teoría debió ser compatible con las condiciones ambientales y culturales del lugar.

La consecuencia de este planteamiento fue la reducción sustancial de las previsiones de urbanizaciones turísticas proyectadas para la isla. De las 250.000 plazas alojativas turísticas contempladas en el momento de partida del PIOT, a desarrollar en diferentes planes parciales en los municipios de la isla, se logran eliminar 135.000, y se establecen ritmos de crecimiento turístico por cuatrienios entre 1992 y el año 2000 para el conjunto de Lanzarote, para cada municipio y para cada plan parcial. Además, se determinan las condiciones del desarrollo con el fin de disminuir los impactos que genera éste sobre los ecosistemas insulares.

Los principales objetivos y políticas a desarrollar son las siguientes:

  • Aplicación amplia del estudio previo de impacto ambiental
  • Defensa del medio ambiente, del medio físico y del paisaje
  • Preservación del 95% del espacio insular, planteándose 26 tipologías diferentes de ordenación territorial
  • Conservación del patrimonio, abarcando la evaluación y el tratamiento de estos recursos culturales
  • Desarrollo de servicios y dotaciones en infraestructuras, tanto cualitativa como cuantitativa, abandonando criterios legales vigentes que trasladan a zonas turísticas los patrones urbanos
  • Establecimiento de condiciones de calidad para actividades industriales, del sector servicios y sobre todo para actividades turísticas, con estándares de todo tipo y condiciones de ubicación
  • Desarrollo de cuestiones estéticas y tipológicas basadas en la arquitectura tradicional de la Isla, normativas para los núcleos rurales e iniciativas para las zonas turísticas

El PIOT se aprobó en 1991, y sus propuestas con relación a la definición de nuevas políticas de desarrollo turístico dieron lugar a un amplio debate social, teniendo una amplia repercusión en foros internacionales.

Actualmente se encuentra en fase de aprobación inicial el nuevo PIOT de la isla de Lanzarote. Más información aquí.

Avance PIOT


Avance de la Revisión del Plan Insular de Ordenación de Lanzarote