La Reserva de la Biosfera de Lanzarote tiene un significado basado en su entorno y todo lo que a su alrededor se genera: biodiversidad, territorio y sociedad, así como su interrelación de una forma sostenible. El entorno natural único de Lanzarote marca la pauta de esta Campaña de los sentidos, con texturas y colores de la naturaleza insular: turquesa y azules del mar y las piscinas naturales, marrones y ocres de la tierra, verdes, amarillos del jable, rojo volcánico, violetas y el eterno blanco.

 Lanzarote, una isla para sentir.

“Lanzarote es tu casa”, un lugar que refleja la historia, la cultura, la herencia, la pasión, la historia, el conocimiento, los sentimientos, el cuidado, el respeto, la colaboración, la tierra, el mar, los volcanes, la energía… dones que hay que cuidar, respetar, abrazar, sentir, vivir, comprender y compartir.  La relación y respeto con el medio en el que vivimos, marcado por nuestras manos desde hace siglos, se convirtió en compromiso a partir de la declaración de Lanzarote como Reserva de la Biosfera en el año 1993.

Se acerca un aniversario en el que hacer balance de la senda recorrida, el territorio que queremos para el futuro. Lanzarote, isla de piel árida, agrietada por su propia fuerza y moldeada por nosotros con un corazón que no deja de latir. Nuestros actos determinarán el legado para las generaciones venideras.

¡ Tenemos una responsabilidad !

¡ Construyamos juntos una isla mejor !

Siéntela, Vívela, Ámala y Compártela… porque tú eres Lanzarote.