Un Colegio de la Biosfera es aquel que ha decidido que toda su actividad sea consecuente con los objetivos de la Reserva de la Biosfera, derivados del programa MaB de la UNESCO y ha iniciado un proyecto específicamente diseñado para avanzar hacia ese objetivo.

¿En qué consiste ese proyecto específico? Cada centro educativo parte de una realidad diferente, por lo que cada proyecto será distinto, adecuándose lo máximo posible a cada situación específica. No obstante sí compartirán una misma estructura y filosofía de trabajo. De forma genérica, el proyecto se estructura en cinco fases;

  • Fase 1: Construcción del marco conceptual referencial de trabajo
  • Fase 2: Diseño del Plan de Acción específico para el centro educativo
  • Fase 3: Implantación y desarrollo del plan de acción
  • Fase 4: Desarrollo de los talleres complementarios
  • Fase 5: Cierre de Fin de Curso

La filosofía que impregna el proyecto pretende potenciar, en la medida de lo posible, un proceso participado, que funcione con la mayor horizontalidad posible y se nutra de la diversidad, que fomente la visión holística, que tenga presente un contexto global y actúe sobre el entorno local y que fomente/potencie, como fin último, una comunidad informada, concienciada, crítica, pro-activa y con un alto nivel de participación e implicación en el desarrollo de su entorno.